martes, agosto 21, 2007

¿Tu conoces algo que dure siempre?


Me engancha lo complicado.
Me enganchan las cosas imposibles, o improbables.

Me gusta todo lo que no entiendo, me atrae, no puedo evitarlo.
Me gusta lo desconocido, las preguntas sin respuesta, los enigmas, los rompecabezas.

Me gustan y me desesperan, odio no tener las respuestas, me irrita no encontrar la salida, y si las encuentro... ya no me parece tan interesante...


Me aburre lo sencillo, me canso enseguida... me aburro rapidamente de casi todo, necesito cambios constantemente pero cuando las cosas cambian a mi alrededor me siento perdida, y cuando logro encontrarme vuelvo a querer que cambien...


Soy un caso perdido... y lo peor es que tambien me aburro de mi misma...

A veces pienso que necesito encontrar algo que me guie... señales, casualidades,energía...


Otras veces pienso que ya tengo lo que necesito para guiarme... el problema es que tengo miedo... y siempre acabo retrocediendo...

Soy el mas vivo ejemplo de incongruencia, un si mezclado con un no.

4 comentarios:

Caminante (El chico que camina) dijo...

A veces nos preocupamos demasiado por el principio y por el final del camino.

No nos damos cuenta de que lo importante es el camino en sí mismo.

El Chico Que Camina. (Yo soy yo y mis contradicciones).

Hebe dijo...

Claroo que el camino es importante, al fin al cabo es el hoy, eres tú... pero somos seres mortales y por ello es inherente en nosotros pensar sobre el final, la muerte de las cosas... aunque no lleguemos a ser conscientes de lo que significa eso cuando llega el momento. Cuando algo que estás viviendo y amando (el camino) llega a su fin... duele, duele mucho... y por eso importa porque te das cuenta que hay cosas que hubieras hecho diferentes, en cierto modo saber que algo tiene un final debería de marcar tu forma de actuar durante su transcurso... ¿pero eso ocurre? a lo mejor es mejor así... yo sólo sé que la experiencia hace que cuando empiezo a vivir algo bueno no pueda evitar pensar: Hebe, no te acostumbres demasiado... porque tarde o temprano terminará... y entonces me digo a mi misma que no necesariamente para algo malo sino diferente... el camino esta lleno de pequeños caminos que constantemente cambian, se bifurcan, terminan para dar lugar a otros... esos caminos importan pero la transición también. Sigue caminando!! y si en alguno de tus pasos nos encontramos podremos ir de la mano... pero recuerda que sólo podré acompañarte un trocito... cada uno tiene su camino

Caminante (El chico que camina) dijo...

Por supuesto que sí,que caminaremos ese trocito.

Cada uno tiene el suyo.

Y eso precisamente es lo más interesante...

Qué rollo si todos fuéramos y viniéramos al mismo sitio...

Bolchevique dijo...

Aqui estamos una vez más para recorrer un nuevo camino.